Energía
Electricidad

Tres #altertips para ahorrar energía en la vuelta al cole

 Tres #altertips para ahorrar energía en la vuelta al cole

¡Septiembre ya está aquí! Los días de calor se van acabando, las noches se alargan y, aunque siempre da pena despedir el verano. 

Este mes es el momento ideal de plantearse nuevos retos. Volver al trabajo, a los horarios de siempre y a las rutinas anteriores al verano puede hacérsenos muy cuesta arriba, entre ellas volver a tener que pagar la factura de la luz.

Como si de los propósitos de año nuevo se tratase, te proponemos 3 acciones sencillas que puedes implementar para que tu factura de la luz esté contenta con la vuelta al cole.

1. Ve a por la matrícula de honor: cámbiate a las bombillas de bajo consumo

La vuelta a la rutina, ya sea en los estudios o en el trabajo, es sinónimo de aumento del uso de las lámparas. Contar con una buena iluminación en las horas laborales es fundamental para tener un bienestar físico y mental y alcanzar todos tus éxitos.

Pero no te eches las manos a la cabeza pensando en el consumo energético. ¡Podemos ahorrar energía siendo los más listos de la clase! Cuando hablamos de un entorno de trabajo o estudio bien iluminado no nos referimos a gastar mucha luz, si no a generar un buen ambiente utilizando bombillas que sean de bajo consumo, las que todos conocemos como luces LED.

Las ventajas de este tipo de bombilla son de sobra conocidos y pueden suponer hasta un 80% de ahorro energético de luz en comparación con los sistemas de iluminaciones tradicionales. Esto se debe a que las luces LED transforman la energía directamente en luz sin tener que utilizar el calor. Además, la vida útil de las luces LED es hasta diez veces superior que el resto por lo que el ahorro ¡no solo vendrá por la reducción del uso de energía!

La vuelta al cole también implica una reducción de las horas de luz, ya que los días se van acortando para dar paso al otoño y las medidas de trabajo flexible como el teletrabajo o las clases online están a la orden del día. Por eso, es fundamental poner todo de nuestra parte para evitar sorpresas en la factura y, a la vez, generar un espacio de trabajo óptimo. Para ello, las luces LED son tus alidadas:

  • Proporcionan una luz más natural.
  • No dan sensación de calor.
  • Permiten regular su intensidad para adaptarla a cada momento del día.

Y por supuesto, para ahorrar aún más, aprovecha siempre las horas de luz para no hacer uso innecesario de la energía. Una manera muy práctica es situar el escritorio cerca de una ventana o cargar nuestros equipos en las horas valle de cada tarifa.

2. La tarea pendiente de los hogares: eliminar el standby y utilizar la domótica

El ritmo de vida durante los primeros días de la vuelta al cole puede ser frenético, corriendo de un lado a otro y tratando de incorporarte a la rutina lo más rápido posible. Es posible que en estos casos dejes encendidos los pilotos de electrodomésticos y dispositivos sin darte cuenta. ¡Craso error! Este nuevo curso plantéate superar, por fin, una de las asignaturas que más se atragantan en todos los hogares: reducir el consumo fantasma.

Puede parecer un gesto modesto, pero tiene un impacto muy significativo en tu consumo de luz al final de mes. Y es que, además, ayudará a alargar la vida de tus electrodomésticos, especialmente de los más pequeños, como la televisión o los equipos de música.

Una forma muy sencilla de incorporar este hábito a tu rutina es enchufar regletas en algunos puntos de luz y apagarlos antes de ir a dormir cada día. Piénsalo un segundo, ¿necesitas tener el piloto rojo de la televisión encendido para avisarte de que puedes utilizarlo mientras duermes?

Ahora bien, si el epígrafe del libro de ahorro energético relativo a las regletas lo tienes más que aprendido, te proponemos un reto nuevo. ¿Has pensado en incorporar la domótica en tu hogar para ahorrar luz? Estos sistemas de automatización te permitirán apagar de una forma mucho más sencilla electrodomésticos y aparatos, así como regular el consumo que haces de los mismos. Por ejemplo, si necesitas una luz tenue para leer o ver un capítulo de tu serie favorita antes de dormir en esos primeros días de rutina agotadores, no necesitas tener encendida a la máxima potencia la lampara, si no que gracias a la domótica podrás elegir una luz apropiada para relajarte. Además, podrás controlar qué y cuánto uso haces de los dispositivos y evitar así el temido salto del diferencial.

Si eres el alumno aventajado de la clase no lo dudes y apuesta por la domótica. Tu consumo energético y tu factura de la luz te lo agradecerán.

3. Ahorra luz en la hora del almuerzo: “batchcooking” para cocinar el fin de semana en período valle de precio energético

El mundo laboral y estudiantil se divide en dos grupos: los que coméis en el comedor, cantina o en el menú del día de los bares y restaurantes cercanos a tu trabajo y, los que comen en casa o traen su almuerzo ya preparado. Si te encuentras en este segundo grupo ¡no te puedes perder este consejo para ser más eficientes tanto en tu tiempo como en el consumo de luz!

Tal y como sucede en el cole, estudiar con antelación y llevar las tareas al día tiene premio. Planificar las comidas que vas a realizar en casa y qué platos necesitas cocinar para llevar a la universidad o el trabajo te ayudará a hacer un consumo mucho más racional. ¿Cómo es posible? Con la última tendencia en cocina: el batchcooking.

Este método de cocina consiste en aprovechar el encendido del horno, la vitrocerámica o la Thermomix para realizar varios platos de cocina a la vez. La clave es una vez a la semana en periodo valle de precio energético. Así se aprovecha mucho más la comida, pero sobre todo la energía que consumen estos electrodomésticos. 

Eso sí, para poder reducir el gasto durante las comidas, hay que asegurarse de que contamos con la potencia de luz necesaria para utilizar varios electrodomésticos de este tipo a la vez.  Pero si ya eres un chef de categoría en esto del batchcooking y quieres ir un poquito más allá en el ahorro energético, te animamos a que aproveches al máximo la tarifa de luz que tengas, especialmente si cuentas con una solución de energía con discriminación horaria para que puedas beneficiarte al máximo de esta y conseguir el mayor ahorro de energía posible.

Te aseguramos que con estos 3 pequeños consejos el consumo de luz de esta vuelta al cole va a ser mucho más llevadera. Además, una vez que los incorpores formarán parte de tu rutina y no te llevarán más de 5 minutos al día.